14 de Julio, 2024
Radio Mercosur
América

América Latina condena el intento de golpe de Estado en Bolivia

Los principales mandatarios de América Latina han salido a rechazar enérgicamente el intento de golpe de Estado en Bolivia, haciendo un llamado al respeto de las instituciones democráticas.

Responsive image

"Total rechazo al golpe militar en Bolivia. Invito a todo el pueblo boliviano a la resistencia democrática. América Latina debe unirse a favor de la democracia", ha expresado el presidente de Colombia, Gustavo Petro.

 

"La Embajada de Colombia debe otorgar refugio a los perseguidos. No habrá ninguna relación diplomática de Colombia con la dictadura. Un golpe antidemocrático se enfrenta con la movilización generalizada del pueblo", ha dicho.
 
Después de que el Gobierno boliviano haya logrado controlar la situación y detener al general Juan José Zúñiga, líder de la asonada, el mandatario colombiano ha expresado que "así se defiende una democracia popular", en referencia a la respuesta de la población boliviana, que ha salido a las calles a protestar contra los militares.
 
"Así se defiende una democracia popular. Ante la perfidia, el pueblo, siempre el pueblo. Siempre ante un golpe blando o duro la democracia se defiende con el pueblo en las calles", ha expresado en su cuenta de la red social X.
 
El presidente de Chile, Gabriel Boric, ha enviado sus muestras de apoyo a la democracia y al Gobierno legítimo de Arce. "Condenamos enérgicamente la inaceptable acción de fuerza de un sector del Ejército de ese país", ha repudiado.
 
Por su parte, el presidente Lula ha manifestado su deseo por que la democracia prevalezca en todo América Latina. "Condenamos cualquier forma de golpe de Estado en Bolivia y reafirmamos nuestro compromiso con el pueblo y la democracia del país hermano presidido por Luis Arce", ha enfatizado.
 
De igual forma se ha pronunciado la presidenta de Honduras, Xiomara Cast, que ha convocado "de urgencia" a los países miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) para "condenar el fascismo".
 
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, se ha sumado a Castro en su condena contra el "fascismo pretende quebrantar la democracia" boliviana, tras lo que ha celebrado la respuesta de la población del país.
"El pueblo boliviano ha dado una lección histórica, unidos y movilizados han derrotado el Golpe de Estado. ¡Que Viva Bolivia!", ha expresado Maduro en su cuenta de la red social X.
 
El Ministerio de Exteriores de Argentina también ha mostrado su condena contra las "movilizaciones irregulares" de los militares, y ha reafirmado su defensa de la democracia en la región.
 
Desde México, tanto el presidente saliente, Andrés Manuel López Obrador, como la presidenta electa, Claudia Sheinbaum, han condenado el intento de golpe y expresado su apoyo a Arce.
 
Mientras, el presidente paraguayo, Santiago Peña, ha condenado "las movilizaciones irregulares del Ejército de Bolivia", al mismo tiempo que ha hecho un llamamiento "enérgico" a respetar la democracia y el Estado de Derecho.
 
A su vez, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha expresado su condena "más enérgica" por lo sucedido. "El Ejército debe someterse al poder civil legítimamente elegido", ha instado.
 
"Enviamos nuestra solidaridad al presidente de Bolivia Luis Arce Catacora. La comunidad internacional, la OEA, no tolerarán ninguna forma de quebrantamiento del orden constitucional legítimo en Bolivia ni en ningún otro lugar", ha manifestado.
 
El pueblo de Bolivia y su Gobierno también ha recibido muestras de solidaridad por parte del presidente saliente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien ha subrayado su "total apoyo" al presidente Arce, a quien ha ensalzado como "auténtica autoridad democrática de ese pueblo y país hermano".
 
Desde Guatemala, el presidente Bernardo Arévalo, ha subrayado que "ni la fuerza, ni la imposición son la vía para la construcción de naciones democráticas y libres", expresando su respaldo al pueblo boliviano y al presidente Arce.
 
El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, también ha condenado lo ocurrido y ha enviado su solidaridad al "legítimo Gobierno del presidente Arce", mientras que la Presidencia de Perú ha hecho lo propio, expresado su rechazado a "todo acto que atente contra el orden democrático e institucional" de Bolivia.
 
Fuente: Europa Press