ARGENTINA - EL INFORMADOR PUBLICO

ene
29
2012
OEA: El cristinismo con 4 denuncias por violaciones de derechos humanos - Justicia | Por: Gustavo Ahumada // En una semana, CFK multiplicó los focos de conflicto Por Carlos Tórtora para el Informador Público // Palabras que callan, silencios que hablan - Por Jorge Raventos para el Informador Público // EL KIRCHNERISMO NO PUEDE CON SU GENIO - La malvinización K se vuelve contra los militares // Desesperado, Moreno ahora va contra la banca extranjera - Por Guillermo Cherashny para el Informador Público // Marzo: Gran despelote en la economía de la Argentina Por Rafael Galarce
OEA: El cristinismo con 4 denuncias por violaciones de derechos humanos

28.01.2012 | Justicia | Por: Gustavo Ahumada
 
Contra lo que se supone, el gobierno de CFK no obtuvo una nota brillante en el informe 2011 de la CIDH.

INFORMADOR PÚBLICO
 
Informe 2011 de la CIDH
 
¿La Argentina es un país Derecho y Humano?
 
El año pasado la Comisión Interamericana de Derechos Humanos presentó contra nuestro país cuatro denuncias ante la Corte IDH, idéntica cantidad que en 2010. En tanto, se admitieron dos nuevos casos y se homologaron cinco soluciones amistosas. En 2011 la comisión visitó el país y dictó medidas cautelares a favor de comunidades mapuches y qom.
 
En el 2011 no se modificó demasiado el accionar de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) con respecto al país ya que, al igual que en 2010, se presentaron ante la Corte IDH cuatro casos contra el país. En 2009 y 2008 no se habían remitido casos. Además se admitieron dos nuevos casos.
 
La presentación ante la Corte internacional se realiza al no poder llegar a un acuerdo de solución amistosa entre las partes. En este sentido, y a diferencia de lo ocurrido en 2010, se homologaron cinco acuerdos de solución amistosa. El año previo sólo se había logrado un acuerdo.

Durante los primeros seis meses del 2011 la CIDH remitió tres casos a la Corte IDH. A mediados de marzo se elevó el caso “Sebastián Claus Furlán y familia” -caso 12.539- que tiene que ver con el retardo injustificado de 12 años en un proceso civil por un accidente ocurrido en una pista de infantería abandonada del Ejército argentino. Aquí la sentencia contra el Ministerio de Defensa demoró 10 años hasta la emisión de la sentencia y más de dos años en la etapa de ejecución.
 
En abril se presentó un nuevo caso “Oscar Alberto Mohamed” -caso 11.618- que tras una absolución en primera instancia fue condenado por primera vez en segunda instancia por el delito de homicidio culposo como consecuencia de un accidente de tránsito que tuvo lugar en marzo de 1992. Desde la Comisión destacaron que “en el proceso se desconocieron una serie de garantías, incluyendo el principio de legalidad y no retroactividad y el derecho de defensa”.
 
Otra de las demandas contra el país que ya se encuentran el tribunal internacional es el caso “César Alberto Mendoza y otros - Prisión y reclusión perpetuas a adolescentes” -12.651- que se relaciona con la imposición arbitraria de las condenas de prisión perpetua cinco personas por hechos que ocurrieron cuando aún eran niños. Las penas “fueron impuestas en aplicación de un sistema de justicia de adolescentes que permite que éstos sean tratados al igual que los adultos infractores”.
 
El último de los casos fue presentado a comienzos de diciembre, “Carlos y Pablo Mémoli” -caso 12.653- en donde se juzgará al país por la “violación a la garantía de plazo razonable en el marco de un proceso civil que continúa hasta hoy, mediante el cual se dispuso el embargo de los bienes de las víctimas desde hace más de 14 años”.
 
El año 2011 significó además la llegada a cinco acuerdos de solución amistosa en los casos “Inocencio Rodríguez”; “Aníbal Acosta, Luis Hirsh y Julio César Urien”; “Ricardo Monterisi”; “Penitenciarías de Mendoza” y “Juan Carlos de la Torre”. Los acuerdos implican medidas de reparación pecuniarias para con las victimas y no pecuniarias.
 
Entre estos casos se destaca el de penitenciarias donde 200 internos presentaron el caso ante la Comisión “por la violación de los derechos de los internos a la integridad física, a la salud y a la vida” ya que aproximadamente 2400 internos eran alojados en un penal con capacidad para 600. Ahora el estado se comprometió a pagar reparaciones pecuniarias y a mejorar las cárceles mendocinas y el sistema de salud penitenciaria provincial.
 
En cuanto a los dos casos admitidos por la CIDH son la petición 616-98 “José Luis Hernández” y la petición P-491-98 “Néstor Rolando López y otros”. El primero de ellos se trata de una persona que estuvo un año y medio detenida en una comisaría bonaerense “en condiciones inadecuadas y contrajo la enfermedad meningitis”; en tanto que el segundo tiene que ver con el traslado de internos a lugares muy distantes de su domicilio, lo que constituiría “una vulneración de su derecho a un trato digno “.
 
Otro punto son las medidas cautelares dictadas por el organismo. El año pasado otorgó tres medidas cautelares, dos de ellas en referencia a comunidades indígenas mapuches y toba qom.
 
En abril dictó medidas cautelares a favor de los miembros de la comunidad indígena Qom Navogoh, “La Primavera”, en Formosa, solicitando al Estado “adoptar las medidas necesarias para garantizar la vida y la integridad física de los miembros de la comunidad indígena Qom Navogoh, “La Primavera”, contra posibles amenazas, agresiones u hostigamientos por parte de miembros de la policía, la fuerza pública u otros agentes estatales, así como también implementar las medidas necesarias para el retorno de Félix Díaz y su familia a la comunidad en condiciones de seguridad”.
 
También en abril, la comisión elaboró una medida cautelar a favor de la comunidad Lof Paichil Antriao del Pueblo Indígena Mapuche, y en noviembre, otra medida de la que diera cuenta este medio a favor de un interno que habría sido víctima de ataques contra su vida e integridad por parte de agentes del Complejo Penitenciario Federal No 2 de Marcos Paz, donde se encontraba detenido.

La visita de la CIDH
 
En 2011 además la CIDH realizó una visita de trabajo en el país entre el 25 y el 27 de abril con el objetivo de “impulsar” el cumplimiento de acuerdos de solución amistosa y recomendaciones que el organismo le realizó.
 
Allí, la delegación encabezada por la relatora para Argentina Luz Patricia Mejía Guerrero destacó su reconocimiento al Estado argentino por la reciente incorporación del delito de desaparición forzada de personas al Código Penal, en seguimiento de las recomendaciones emitidas por la CIDH en el caso “Iván Torres”.
 
Otras de las recomendaciones que fueron impulsadas por el organismo y de las cuales dio cuenta la relatora son “el anteproyecto del nuevo Código de Procedimientos en Materia Penal de la Nación y el de la Ley sobre principios mínimos en materia de doble instancia, y la adecuación del régimen de justicia penal juvenil a los instrumentos internacionales en esa materia”.
 
Gustavo Ahumada
 
Diario Judicial



LA VUELTA A LA ORTODOXIA K
 
En una semana, CFK multiplicó los focos de conflicto
 
Por Carlos Tórtora para el Informador Público
 
La reinstalación de CFK en el poder, que coincide con el inicio del año político, está marcada por la voluntad del gobierno de profundizar los conflictos existentes e incluso crear nuevos focos de discordia. Sobre esto último, la instalación mediática de la reforma constitucional es una decisión que agudiza la polarización de la sociedad entre cristinistas y anticristinistas. Atrás quedaron las moderadas afirmaciones de CFK durante la última campaña electoral, anticipando que éstos serían sus últimos cuatro años en el poder. Para el frente interno peronista, la frase de Diana Conti poniendo en un pie de igualdad a la presidente con Juan Domingo Perón estaría siendo receptada como un agravio.
 
Por otra parte, la forma en la cual el gobierno intenta llevar adelante la malvinización de su política exterior tiene el mismo signo. Si bien la designación de un embajador en Londres luego de cuatro años es una decisión lógica, el envío de una activista chavista como Alicia Castro anticipa que la intención verdadera no es buscar el diálogo sino montar un show mediático que sin duda fortalecerá a los halcones ingleses.

En el plano económico, Guillermo Moreno es ahora un verdadero zar de la economía. Pero su profundización del freno a las importaciones está teniendo efectos colaterales y amenaza con llevarse puesto a uno de los aliados más valiosos de la Casa Rosada, el presidente de la UIA, José Ignacio de Mendiguren, Éste apostó a la racionalidad política suponiendo que el gobierno privilegiaría el respaldo de la UIA y postergaría la aplicación del nuevo régimen de autorización previa de importaciones. Se equivocó, porque al cristinismo no le interesan demasiado las alianzas y prefiere la subordinación incondicional. Lo cierto es que ahora De Mendiguren se desinfla bajo el fuego amigo de COPAL (Coordinadora de Productos Alimenticios) y ADEFA (Asociación de Fábrica de Automotores), que le recuerdan que su rol es la defensa de los intereses empresarios ante el gobierno y no al revés.
 
Hugo Moyano, por su parte, no quiere verse en el espejo del presidente de la UIA y así es que no muestra señales de conciliación. Al contrario, su última aparición pública es ya el prólogo de un plan de lucha contra el tope salarial que intenta el gobierno. El jefe de la CGT conoce como pocos al entorno presidencial y sabe que su única chance de no perder poder es hacer lo mismo que su adversario, o sea, no ceder un centímetro.

El caso Scioli
 
De este modo, se esfuman todas las especulaciones que se realizaron el año pasado en torno a un giro de CFK hacia la racionalidad económica y la moderación política. La única lógica política del oficialismo parece pasar por la concentración absoluta del poder, sin negociar siquiera con sus propios aliados, como lo muestra el ejemplo de la UIA. Durante febrero habrá también señales sobre otro frente de batalla que complace al cristinismo: el intento por erosionar sistemáticamente la autoridad de Daniel Scioli. En este punto otra vez la lógica de la política clásica colisionaría con el estilo K. Ante semejante tembladeral de conflictos socioeconómicos, sería razonable pensar que ningún gobierno abriría un frente de conflicto más, atacando al gobernador del primer estado argentino. Sin embargo, en este caso puede prevalecer el razonamiento inverso. Esto es, hay que golpear la imagen de Scioli cuanto antes para que no esté en condiciones de realizar nuevos gestos de autonomía, como el de días atrás opinando en contra del alejamiento de Moyano de la conducción del PJ nacional.



BOUDOU TODAVÍA SIGUE CASTIGADO
 
El DT de Las Leonas en el círculo presidencial
 
El miércoles pasado, la presidente, radiante y glamorosa, retomó el mando e hizo diversas consideraciones políticas. Entre las mismas, hubo una muy personal referida al vicepresidente que coincide con la primicia de informadorpublico.com acerca de que Máximo corrió a Boudou alrededor de una mesa acusándolo de hablar intimidades por teléfono. A partir de este episodio, el marplatense habría sido relegado a un segundo círculo de decisiones. Así fue que CFK comentó el miércoles ante las cámaras que los medios dijeron que al vice lo habían dejado arrumbado en un rincón del Banco Nación. Y dirigiéndose a él le dijo: “no te tratamos mal, no te podés quejar”. Una frase demostrativa de que Boudou ya no es visto como uno de “nosotros” sino como uno de “ellos”. Por el contrario, al primer círculo ingresó el “príncipe” Guillermo Moreno, premiado por detener la corrida cambiaria y bancaria, un escenario que asustaría a la presidente. La otra alusión personal -y en este caso compartida por muchos- fue calificar de “border” a Aníbal Fernández. El senador bonaerense suele estar, en efecto, al filo de la cornisa, por su tendencia al ridículo y no por participar del programa de Luis Majul.

Una antigua amistad
 
Señalamos entonces que la falta de discreción de Boudou fue en gran parte el motivo de que lo relegaran. En cambio, según fuentes cercanas a la Casa Rosada, la presidente habría vuelto a una vieja amistad discreta, ajena a la política partidaria y perteneciente al mundo del deporte. Se trata de Carlos Retegui, el buen mozo entrenador de Las Leonas, el exitoso seleccionado de hockey femenino campeón en las últimas olimpíadas. Cabe recordar cuando la presidente recibió a todo el equipo y se tuteaba con Retegui, conversando ambos con gran soltura.

Hasta un año atrás, Boudou ocupaba parte de los momentos libres de la presidente, pero últimamente en la agenda presidencial habría habido bastante lugar para Retegui. En los recientes Juegos Panamericanos de Guadalajara, Las Leonas perdieron la final con los EEUU y luego salieron terceras en el torneo Cuatro Naciones, perdiendo por 5 a 1 contra Corea del Sur. La goleadora argentina, la cordobesa Soledad García, había quedado en el banco pese a ser la jugadora más famosa después de Luciana Aymar. Pero la sorpresa fue mayor al conocerse que en el Champion Trophy que comenzó ayer en Rosario con 8 selecciones femeninas, Soledad García quedó excluida del equipo, lo que habría motivado una protesta de Aymar diciendo que desde chicas ambas juegan juntas. La misma Soledad García, prácticamente llorando, dijo que Retegui no le dio explicaciones y que se las debería dar. De acuerdo a una fuente vinculada a la selección de hockey, el entrenador habría recibido una sugerencia superior en el sentido de excluir a García de la selección y promover un recambio generacional al estilo del que protagoniza en la política La Cámpora.


PANORAMA POLÍTICO NACIONAL DE LOS ÚLTIMOS SIETE DÍAS
 
Palabras que callan, silencios que hablan
 
Por Jorge Raventos para el Informador Público
 
La señora de Kirchner volvió el martes 24 al ejercicio pleno de su cargo. Obvio, el retorno fue transmitido por la cadena oficial de medios. Su discurso de regreso giró en buena medida alrededor de ella misma, aunque también censuró con fuerza a las empresas petroleras: les reclamó inversión y cuestionó que vendieran el combustible a los transportistas por encima del precio de los surtidores.
 
¿Habrá que tomar sus palabras como una autocrítica encubierta? Porque lo cierto es que la política energética la conduce el gobierno y en estos años no se ha visto que esa conducción estimulara o espoleara la inversión y la producción en la Argentina, sino que más bien optó claramente por la importación de combustible y pagó elevados precios (sensiblemente mayores que los internos) por el fuel y el gas importados. En cuanto a las empresas criticadas por la Presidente, hay que recordar que la que maneja el 60 por ciento del mercado local (Repsol-YPF) tiene representación del Estado en su directorio.
 
La señora omitió estos detalles y también intentó gambetear otros, igualmente perturbadores para el famoso relato oficial. Por caso: en cuestiones de ambientalismo, su discurso prefirió eludir la fuerte discusión pública de la explotación minera del Famatina, en La Rioja, para criticar, en cambio, que las organizaciones ecologistas no hubieran denunciado la depredación ictícola en el mar que rodea a las Malvinas. Greenpeace y la Fundación Vida Silvestre (FVS) desmintieron la acusación presidencial y le respondieron con cierta sorna. “Celebramos el giro estratégico en la visión del Gobierno que, por primera vez, incorpora a la conservación de los recursos naturales de nuestro mar como un argumento vital en las cuestiones vinculadas a la soberanía”, apuntó FVS. “Greenpeace celebra la preocupación de la Presidenta en materia ambiental, hasta ahora ajena en muchos aspectos a su política de gobierno”, replicó la otra ONG. “Es raro que nadie le haya contado las actividades que realizamos”, agregó María Eugenia Testa, la directora de Greenpeace en Argentina.

Inducir a la Presidente a mentar incidentalmente la cuestión ambiental en momentos en que en todo el país había movilizaciones por el tema Famatina fue seguramente un error de sus estrategas comunicacionales. Así, el silencio presidencial sobre el proyecto minero a cielo abierto de La Rioja fue más evidente.
 
A diferencia de lo ocurrido en San Juan y, años antes, en Catamarca con grandes proyectos mineros análogos, en el caso de Famatina hubo desde el principio una resistencia local muy vigorosa. El actual gobernador, Luis Beder Herrera, llegó al cargo precisamente atacando los proyectos mineros de su antecesor, Ángel Maza, a quien esos proyectos le costaron la caída de la gobernación. “El verdadero tesoro del cerro Famatina es el agua. Estamos en contra de que nos contaminen la tierra y el agua. Estamos en defensa de la vida”, decía Beder en 2006.

Los pobladores de los departamentos riojanos de Chilecito y Famatina están convencidos de eso. El valle de Famatina, con sus viñedos, frutales, nogales y olivos recibe el agua de los cerros de los que varias empresas transnacionales aspiran a extraer oro y otros minerales, convocadas por el gobierno de aquel que seis años atrás se oponía a esa explotación. Ciertas o no las catástrofes que vaticinan algunos diagnósticos para descalificar la minería, lo que resulta evidente es que los habitantes de la zona (y, a juzgar por las manifestaciones, probablemente de toda la provincia) prefieren un desarrollo que no ponga en riesgo ni su hábitat ni sus actividades tradicionales. La relación respetuosa con el agua, que es un recurso crítico en la zona, forma parte de los rasgos de identidad que pelean por preservar.
 
En el año 2006, en pelea con su antecesor, Beder había hecho aprobar una convocatoria a consulta popular vinculante sobre la explotación minera que se debía llevarse a cabo el 29 de julio de 2007 en los departamentos de Chilecito y Famatina (8138). Tan pronto se sentó en el sillón de Maza, Beder anuló ese llamado. Ahora la consulta se hace en las calles, por vía de acción directa. Y Beder tuvo que replegarse, discretamente aconsejado y acompañado por la Casa Rosada, que apoya los proyectos pero teme razonablemente las puebladas.
 
Los silencios presidenciales revelan cierta conciencia de debilidad, enmascarada de a ratos por los arrestos ofensivos o el estilo áspero de algunos de sus subordinados. Guillermo Moreno promete “cortar el chorro” de las importaciones y lucha con el jefe de la AFIP, Ricardo Etchegaray, por la regulación de esas operaciones. Esa mera competencia es ya una señal de rajadura en la cáscara de solidez que el gobierno quiere exponer, pero no es menos revelador que Moreno quiera que las decenas de miles de solicitudes de licencia de importación que deben procesar las empresas se las envíen a su propio mail para tratarlas en persona o con la colaboración de “seis o siete” personas. El gran controlador se transforma de ese modo en gran paralizador…de las cadenas productivas. Ese recurso para preservar el superávit comercial, ¿debe considerarse un signo de fortaleza?
 
La Presidente no se ha pronunciado personalmente ni sobre la exhortación de Daniel Scioli a Hugo Moyano para que reconsidere su renuncia a la conducción nacional del Justicialismo ni sobre la campaña de trascendidos sobre el impulso (“urgente”) de una reforma constitucional que le permita a ella mantener el gobierno cuando se le termine este mandato, en 2015.
 
Los que hablan son otros (Moyano los caracteriza como “Chirolitas”, es decir, como voces de fantasía, manipulaciones de un ventrílocuo, marionetas). De cualquier modo, nadie ignora quién dicta el guión. En relación con la propuesta de Scioli, la respuesta fue sintomática: “El que renuncia se debe ir”, dijo el ministro de Interior. Como decir: el que se fue a Sevilla…Es obvio que el ministro Randazzo (como otros que se sumaron a ese coro) no hubieran empleado el mismo argumento si Néstor Kirchner (que renunció a la presidencia del PJ después de su derrota en 2009) hubiera querido recuperar ese puesto. En verdad, Néstor Kirchner no necesitaba el cargo formal para mandar. Pero si la contestación que llegó desde las alturas sea significativa no se lo debe al argumento, sino a la actitud: excluyente. Lo que Scioli sugirió, al fin de cuentas, fue mantener las cosas en el PJ tal como Néstor Kirchner las había diseñado, una manera clásica en el peronismo: con gobernadores representando a los poderes territoriales, con jóvenes…y con el secretario general de la CGT en un cargo importante, de modo de tener mecanismos de debate, negociación y contención de los conflictos. La exclusión (en este caso, aprovechando el propio gesto renunciante de Moyano) es un signo de inseguridad.
 
En definitiva, tanto ese comportamiento, como la prisa en lanzar al ruedo los temas de la reforma constitucional y la reelección, como las ofensivas contra Scioli (en su ausencia el vicegobernador incursiona en temas de seguridad ignorando al ministro del ramo, en gesto que el criticado Julio Cobos nunca hubiera osado como vicepresidente) son indicadores de incertidumbre sobre el efecto que los tiempos de ajuste que ya se han abierto ejercerán sobre el modelo y las estructuras de gobierno central. En definitiva, sobre la continuidad del “modelo”.

A diferencia de Néstor Kirchner, que (aun con sus formas filosas y rudas) era capaz de negociar y articular divergencias, esta etapa cristinista combina aislamiento con burbuja comunicacional, propaganda con confrontación (que incluye ahora a sectores que han formado parte de la propia coalición oficialista), discurso de un sedicente progresismo con un ajuste que ya se pone en marcha, implacable.
 
En los tiempos próximos la realidad se encargará de actuar sobre los discursos como ácido revelador.



EL KIRCHNERISMO NO PUEDE CON SU GENIO
 
La malvinización K se vuelve contra los militares
 
En una notable sincronía, la instalación del conflicto por las Malvinas en el centro de la agenda oficial coincide con la llegada a la Corte Suprema -vía un recurso extraordinario- de la causa por torturas a soldados que involucra a unos 80 oficiales y suboficiales.

INFORMADOR PÚBLICO
 
Deberá decidir si van a juicio 80 militares por cometer vejámenes contra su propia tropa.
 
La causa por torturas a soldados en Malvinas llega a la Corte Suprema
 
Por Daniel Enzetti para Tiempo Argentino
 
La imputación contra los oficiales y suboficiales que comandaron el conflicto es impulsada por el Centro de Ex Combatientes de La Plata, que al igual que al fiscal general ante la Cámara de Casación Penal de la Fiscalía 4, Javier De Luca, presentaron hace pocos días un recurso extraordinario para que el máximo tribunal se haga cargo de la cuestión.
 
Hace algunas semanas, el 31 de diciembre de 2011, Tiempo Argentino publicó datos acerca de denuncias impulsadas por ex combatientes de Malvinas contra 80 oficiales y suboficiales argentinos, acusados de haber cometido, durante el conflicto bélico distintos vejámenes en perjuicio de soldados de su propia tropa. La nota también informaba acerca del recurso extraordinario presentado ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación a finales de diciembre pasado por los querellantes, el Centro de Ex Combatientes (CECIM) de La Plata, para que el máximo tribunal tomara la investigación, luego de que pocos días antes la Sala I de la Cámara de Casación Penal declarara que los delitos denunciados no eran de lesa humanidad, lo que podía significar la prescripción del proceso. Pero el CECIM no fue el único que efectuó un reclamo de esas características. También en los últimos días, Javier De Luca, fiscal general ante la Cámara de Casación Penal -Fiscalía Nº 4- interpuso un recurso en el mismo sentido, por entender que la Sala I “resolvió la argumentación, pero no la parte dispositiva, la que ordena el sobreseimiento” de los acusados, y que “la causa no está terminada”.

Ambas presentaciones ante la Corte Suprema de Justicia tienen una explicación. Aunque la recopilación de denuncias de ex combatientes comenzaron en 2005 y en su momento fueron declaradas imprescriptibles por la jueza federal de Río Grande Lilian Herráez y la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia (integrada por Hebe Lilia Corchuelo de Huberman, Alejandro Ruggero y Mario Reynaldi), la defensa de los imputados logró que la Sala I de la Cámara de Casación Penal no las considerara como de lesa humanidad, y reenvió las actuaciones a los tribunales originales para cambiar su dictamen. Frente a esa situación, los ex soldados y la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, en calidad de pretensos querellantes, también recurrieron a la misma Sala para hacerse escuchar, con el objetivo de que los hechos no prescribieran. Pero en esa oportunidad, los camaristas Raúl Madueño, Juan Edgardo Fégoli y Luis María Cabral no estuvieron tan predispuestos a escuchar la otra campana, y declararon “inadmisible” el recurso de casación solicitado por los damnificados para seguir adelante.
 
“Por eso yo interpuse mi pedido ante la Corte Suprema -manifestó De Luca a Tiempo Argentino (ver aparte)-, ya que Casación se equivocó al negarle esa posibilidad a los ex combatientes.” De Luca agregó que “la causa penal continúa y los imputados siguen siendo imputados”, ya que “frente a una cuestión federal como esta, es imposible impedir que el máximo tribunal sea el que tenga la última palabra, de una vez y para siempre”.

Los casos de apremios y violaciones a los Derechos Humanos suman aproximadamente 120, e incluyen vejámenes, estaqueos, torturas, simulacros de fusilamiento, castigo físico y presión psicológica.
 
“La Sala I es el reducto donde están los jueces más retrógrados que hay en la Justicia Federal -manifestó a este diario Ernesto Alonso, secretario de Relaciones Institucionales del Centro de Ex Combatientes de La Plata (CECIM)-, son militantes de la impunidad, y lo siguen ratificando en cada resolución.” La acusación impulsada por el organismo se gestó en 2005, cuando el entonces subsecretario de Derechos Humanos de Corrientes, Pablo Vassel, se dedicó a reunir horas de filmación, documentos y testimonios de víctimas. En ese momento, los delitos tipificados fueron homicidio, abandono de persona, reducción a la servidumbre, torturas, extorsión, amenazas y privación ilegítima de la libertad.

Una de las primeras voces fue la de Darío Gleriano, que recordó haber sido estaqueado por sus responsables de tropa. Pero después, las denuncias se fueron sumando cada vez más. “Habitualmente (nuestro superior) nos obligaba a ir a un pozo, que nosotros llamábamos ‘El Pozo de los Lamentos’. Ese pozo estaba lleno de agua congelada. Ahí nos ordenaba meter las manos y los pies por más de media hora”, contó Silvio Eduardo Katz, clase 1962. Pablo Perazzo relató que un oficial “sacó un arma, una 9 milímetros, y comenzó a dispararme a los pies”.

A Eduardo José Ortuondo también lo sumergieron en pozos con agua helada, y fue atado en el suelo con las piernas y brazos extendidos. “Un suboficial se paró sobre el arco interno de mis pies -relató-, se puso a saltar sobre ellos y me preguntaba: ‘¿Le duele Ortuondo?’. Yo le respondí: ‘¿Quién es el enemigo, el que está allá o el que está acá?’”
 
Orlando Pascua sostuvo ante el Tribunal Federal de Río Grande, a cargo de la jueza Lilian Herráez, que en Malvinas presenció el estaqueamiento de un soldado chaqueño de apellido Ferreyra. Y otro que aportó datos fue el ex conscripto David Zambrino.
 
Aquellas primeras palabras de Gleriano fueron las que, finalmente, derivaron en esta investigación por torturas ocurridas durante los enfrentamientos en el sur. La causa arrancó gracias a un escrito elevado por el damnificado ante la Secretaría de Derechos Humanos bonaerense, luego remitido a la Fiscalía de Política Criminal de la Procuración General de la Nación. Después, a eso se sumaron denuncias ante instituciones y organismos de Corrientes, Santa Fe y la Ciudad de Buenos Aires, entre otros lugares. En el Chaco, las declaraciones fueron tomadas y trabajadas por la Comisión Permanente de Asesoramiento Legislativo de Derechos Humanos de esa provincia.


Desesperado, Moreno ahora va contra la banca extranjera
 
El dólar blue a 4,85 pesos.

Por Guillermo Cherashny para el Informador Público
 
Poco a poco comenzó nuevamente la fuga de capitales que Guillermo Moreno había logrado detener mediante amenazas muy concretas a los cinco principales cambistas de la City. Luego vino la presión para que las petroleras, mineras y aseguradoras liquidaran divisas. El tercer capítulo fue frenar la demanda mayorista prohibiendo todo tipo de importaciones mediante llamados telefónicos a partir de que se hizo cargo de todo el comercio exterior.

Pero las amenazas como eje de la política económica no alcanzaron debido a la pronunciada sequía que ya tiene consecuencias irreparables. A todo esto, las moderadas lluvias de la semana no fueron suficientes para reparar las pérdidas del maíz y del 20% de la producción de soja de primera. Y ahora los que sembraron soja de segunda después del fracaso del maíz están mirando nuevamente al cielo por las lluvias que se pronosticaron para el lunes, que ya el pronóstico se encargó de minimizar.

El vale todo
 
Tan desesperado está Moreno que decidió que los bancos no remitan los dividendos al exterior a través de un aumento de los requisitos por parte del BCRA, en una medida similar a la aplicada a las petroleras. La medida obviamente apunta a la banca extranjera. Este nuevo manotazo es demostrativo de que los 7.500 millones de dólares de la cosecha que entrarán próximamente no alcanzan. Además, a José Ignacio de Mendiguren se le hace ya difícil contener las quejas internas en la UIA por el parate a las importaciones. La situación es así de simple: Moreno necesita ahora dólares de cualquier lado que provengan. En su creciente nerviosismo, califica de pajarones a los que dentro del gobierno quieren pedir créditos al exterior. En este contexto es que nació la idea de avanzar contra los bancos extranjeros. Pero lo que logró el zar de la economía nacional fue hundir la bolsa local y también los bonos de la deuda externa. ¿Adónde irá Moreno a buscar dólares la semana que viene?



Marzo: Gran despelote en la economía de la Argentina
 
Por Rafael Galarce

Un país que quiere progresar debe tener instituciones serias y crear confianza en su funcionamiento tanto a nivel interno como externo.

La arbitrariedad y la complejidad de dictar normas de difícil cumplimiento, como es el caso que se está viviendo con el nuevo régimen de importación que entrará en vigencia el primero de febrero próximo, sólo creará un gran “DESPELOTE EN LA ECONOMÍA DE LA ARGENTINA”, sin ningún resultado positivo para la producción y bienestar de la población.

La corrupción se está frotando las manos, dado que el régimen puede ser tan arbitrario en su aplicación que el “peaje” estará de jolgorio.
 
NO PUEDE SER PUESTO EN VIGENCIA Y DEBE SER REEMPLAZADO POR ALGÚN OTRO QUE NO INVOLUCRE A TODA LA NOMENCLATURA ARANCELARIA Y SÓLO AQUELLO FUNDAMENTAL, QUE NO AFECTE A LA PRODUCCIÓN NACIONAL.

El comercio exterior hoy muestra otra cara. Se acentuó en diciembre de 2011 el rasgo distintivo del comercio exterior de los últimos meses: hay una contracción no natural de las importaciones.

En el mes sólo aumentan interanualmente un 11.1%, contra una media de todo el año del 30.8% y, lo que es peor aún, es la regresiva evolución de sus componentes. Con los bienes de capital mostrando una notable caída del -5.9% y los bienes intermedios mínimas alzas (del 3.7%), en tanto crecen los combustibles y lubricantes importados en un descomunal 97.8%, para poder sustituir las bajas de producción doméstica frente a un consumo sostenido de los mismos.

Las importaciones, fruto de las múltiples medidas de contención, tras haber registrado un intenso ascenso en la primera mitad de 2011, registran en los cuatro últimos meses de 2011 una caída absoluta de U$S 1.627 millones (U$S 721 millones menos en septiembre; U$S 589 millones en octubre; otros U$S 70 millones en noviembre-11; y una mayor baja de U$S 247 millones en diciembre-11).

Desde el punto de vista importador. Los ingresos de productos primarios por el rol decisivo de los bienes intermedios crecían en diciembre (21.4%) a un muy menor ritmo que el registrado en el año (40.6%). Y disminuía aún más el alza de los bienes de mayor valor agregado (que habían aumentado un 8.9% en noviembre-11 y un 28.7% en el acumulado de los primeros once meses) que en diciembre sólo lo hicieron en un 5.2%, mientras que en el ritmo operante en el año fue del (24.3%). Los bienes de capital (sólo aumentaron interanualmente en un 8.9% en noviembre-11 y un 28.7% en el acumulado de los 11 primeros meses de 2011) intensificaron su caída, hasta el punto de una contracción absoluta del -5.9%, frente a una suba anual del 25.0%.
 
Mención especial. Párrafos aparte merecen los notables desequilibrios del intercambio de combustibles (y de otras energías y lubricantes). Mientras los envíos al exterior de Combustible y Energía en el 2011 caen un -0.8%, los ritmos expansivos de las importaciones de Combustibles y lubricantes son altísimos, al crecer en igual lapso un 109.4% interanual.

Los combustibles, al duplicar sus importaciones pasaron de U$S 2.626 millones en el 2009 a U$S 4.474 millones en el 2010 y a U$S 9.397 millones en el 2011.
 
Por otra parte, el comportamiento tanto de las principales zonas o países recipiendarios de envíos comerciales argentinos, como de receptividad del país a envíos de mercancías desde el exterior, está cambiando -al menos- en parte.













radioMercosur