ARGENTINA - EL INFORMADOR PÚBLICO

feb
4
2012
BOUDOU Y LOS RIESGOS DEL BOOMERANG - Reelección: Un operativo clamor limitado al ultracristinismo. Por Carlos Tórtora para el Informador Público. // Cada vez más cerca de la vida de los otros Por Guillermo Cherashny para el Informador Público. // En defensa de las instituciones Por Nicolás Márquez // COMENZÓ LA PERFORACIÓN PETROLERA EN EL MAR ISLEÑO - El Informador Público // Malvinas/Falklands: Un negocio que no termina de concretarse Por María Fra Amador para el Informador Público // ESCÁNDALO EN LA EMISORA ESTATAL.-
Reelección: Un operativo clamor limitado al ultracristinismo

Por Carlos Tórtora para el Informador Público

Por tercera vez en lo que va del año, Amado Boudou insistió ayer en la necesidad de un tercer mandato de CFK para “seguir transformando la Argentina”. El hecho de que la presidente haya designado a su vice como paladín de la reforma constitucional y la reelección tiene varios significados. Para empezar, con este rol Boudou está actuando contra natura, en el sentido de que los vices tradicionalmente son vistos como los aspirantes a heredar a los presidentes y sus rivales en el caso de no tener éstos reelección. En el cristinismo, una monarquía apenas constitucional, el actual vice rompe con los perfiles de Eduardo Duhalde, Carlos Ruckauf, Chacho Álvarez y Julio Cobos, todos ansiosos en su momento por dar el paso al frente.

En esta cruzada estoica que implica la negación constante de sus ambiciones, Boudou tiene una estrecha vinculación con la principal usina jurídica de la reforma constitucional, el ministro de la Corte Suprema Eugenio Zaffaroni, impulsor del cambio hacia un régimen parlamentarista. En este punto, el cristinismo no conseguiría darle coherencia a los borradores de este engendro. ¿Cómo se explica que el gobierno, que está llevando el hiperpresidencialismo al límite de lo constitucional, se convierta de un día para el otro en el promotor del modelo institucional opuesto? Si hay algo por lo cual el kirchnerismo ha demostrado no tener vocación es por la búsqueda de consensos en el Congreso. No lo hizo -ni lo hace- siendo mayoría y menos aún cuando fue minoría y se limitó entonces a bloquear el funcionamiento legislativo. Que el gobierno más personalista desde los tiempos de Juan Manuel de Rosas se convierta entonces en el abanderado del sistema parlamentario es algo que sólo puede ocurrir en la Argentina.

¿Y ahora qué?

Es obvio que el nuevo show reeleccionista tiene un primer uso que es frenar a los candidatos que precalientan en el oficialismo, como Jorge Capitanich, Juan Manuel Urtubey y, sobre todo, Daniel Scioli. No parece menos evidente que la instalación de Boudou y La Cámpora como pioneros de la reforma empieza a colocar a Scioli en una postura incómoda. Como van las cosas, dentro de poco podría verse presionado para sumarse al operativo clamor y, si no lo hace, las sospechas de alta traición aumentarían rápidamente. El caso es que esta instalación precoz de la reelección puede también convertirse en un arma de doble filo. Si el tiempo transcurre y el tema se limita a ser la bandera sólo del ultracristinismo, CFK puede sufrir un desgaste similar al de Carlos Menem cuando sus incondicionales se plantaron con la “rere” mientras la mayor parte de sus propios ministros y todos los gobernadores miraban para otro lado y evitaban hablar del tema. Un cálculo elemental indica que el cristinismo, para sostener el incipiente operativo clamor, necesita ir in crescendo. O sea, conseguir en un tiempo que gobernadores, intendentes y legisladores estén coreando en masa que la alternativa es Cristina o el caos. Como siempre en este tipo de jugadas, hay riesgos altos. Por ejemplo, que algún dirigente oficialista resuelva patear el tablero y disentir con Olivos, oponiéndose a la reforma. Por lo pronto, hay algo llamativo: en las últimas semanas, desde que Boudou y La Cámpora dieron el paso al frente, las voces que se escucharon en el oficialismo aplaudiendo la idea de la reforma se cuentan con los dedos de una mano. Y aparte se trata de miembros del club de incondicionales como Diana Conti, Carlos Kunkel y José María Díaz Bancalari. Aunque el tema es políticamente incorrecto, en algunos círculos del poder hay serios temores de que la cruzada reeleccionista se convierta finalmente en un boomerang, dándole a la oposición un argumento para resucitar.


Cada vez más cerca de la vida de los otros

Por Guillermo Cherashny para el Informador Público

En su discurso de anteayer, la presidente, al explicar sus puntos de vista sobre las negociaciones salariales que están por comenzar, señaló que le pediría información al administrador de la AFIP, Ricardo Echegaray, acerca de cuánto ganan los gerentes de las compañías que tienen que negociar las paritarias con los sindicatos. La platea de aplaudidores que acostumbran festejarle las chanzas aplaudió el comentario, que no fue casual.

Sin embargo, el hecho fue grave, porque se trató lisa y llanamente de la violación del secreto fiscal que establece la confidencialidad de la información impositiva de cada contribuyente, que sólo puede utilizarse a los fines del cálculo de los tributos. Parece supina la ignorancia de nuestra primera mandataria sobre el cumplimiento de la ley, aunque algunos sostendrán -y tal vez tengan razón- que sabía perfectamente lo que hacía y no le importa la violación del secreto fiscal. Total no hay institución de la República que hoy funcione regularmente y de acuerdo a la ley.

El gradualismo

Lo grave es que se suman hechos que van profundizando una tendencia. Este anuncio presidencial de que de la AFIP le está dando al Ejecutivo información para presionar a empresarios coincide con la intromisión de la supersecretaría de comercio en la vida y milagros de los ciudadanos, más el nuevo instrumento informático para el control social que es la tarjeta SUBE. Hay en todo esto semejanzas con el clima de invasión de la privacidad que narra la notable película La vida de los otros, dirigida por Florian Henckel Von Donnesmarck y ambientada en Alemania oriental sobre el final de la guerra fría.

Se podría alegar con razón que en la Argentina no hay presos políticos y que estos sistemas de control ciudadano no coartan la libertad de movimiento de las personas. Pero causan gravámenes económicos por pérdida de oportunidades y mediante castigos pecuniarios. Sutilmente, el gobierno instaló un clima de presiones coaccionando, por ejemplo, a los empresarios, bajo la amenaza implícita de que, si no siguen su voluntad, sufrirán represalias vía la AFIP, Moreno, etc. Este avance sobre las libertades individuales también sirve para controlar a funcionarios del propio gobierno. Lo demuestra la conocida anécdota del Vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, que varios meses atrás dijo indiscreciones por su celular y fue escuchado por el jefe de la SI (ex SIDE), Héctor Icazuriaga, cuyo principal servicio al Estado son justamente las escuchas telefónicas aunque, al menos por ahora, la inteligencia oficial no tiene capacidad para escuchar a todos los opositores. Así, gradualmente, los argentinos nos vamos acostumbrando a este deterioro de las libertades esenciales. Hasta el momento en que sea ya tarde y esta dictablanda se convierta en dictadura.


En defensa de las instituciones

Por Nicolás Márquez

INFORMADOR PÚBLICO

El sistema republicano, la división de poderes, el funcionamiento en serio de las instituciones y la subordinación de estas a la Constitución Nacional, no son defendidas desde estas páginas por apego a la beatería democrática y a los lemas políticamente correctos. No nos interesa desde aquí repetir el catecismo de los manuales de educación cívica. Nada más lejos de nuestras intenciones que el pretender dar esos consejos formales ya consabidos y repetidos que no incomodan a nadie ni denuncian nada: para el lirismo republicano ya están los radicales y para dar mensajes “macanudos” tenemos a la amarillenta muchachada capitalina que enarbola no los principios de Juan Bautista Alberdi sino los que dicta Jaime Durán Barba.

Desde este lugar no nos hemos caracterizado nunca por la pusilanimidad ideológica ni por la cortesía discursiva, pero consideramos imprescindible defender la institucionalidad, no por mero fetichismo al protocolo burocrático ni apego idolátrico a las buenas formas, sino porque del funcionamiento correcto de las instituciones depende que los inversionistas argentinos y extranjeros se sientan animados a invertir su dinero en nuestro país. En efecto, si hay seguridad jurídica tendremos más chances de atraer inversiones (nadie arriesga su dinero en lugares inseguros o inestables). Si hay inversiones, habrá creación de trabajo en serio (y no subsidios clientelistas financiados con inflación). Si hay trabajo en serio, mejorará la calidad de vida de los argentinos no de manera coyuntural o eventual sino de modo sustentable y perdurable. En suma, que las instituciones funcionen bien es rentable económicamente. En sentido contrario, si tal cosa no ocurre, habrá lo que hoy tenemos: no un progreso sino un alivio doméstico, cuya anestesia se terminará tan pronto merme el viento de cola trasnacional del que hoy goza involuntariamente América Latina.

¿Cómo está la Argentina en el ranking mundial de calidad institucional al año 2011?: en el indecoroso puesto número 125.

Pero esto no es una competencia que no tenga efectos, sino que justamente las consecuencias de tener instituciones de cartulina son la desinversión que venimos señalando, dado que la Argentina no sólo no atrae inversiones sino que las ahuyenta. Efectivamente, tomando datos solamente de América Latina, en el 2011 la Argentina kirchnerista se ubicó muy por debajo de Brasil, México, Chile, Perú y Colombia. Estos países que años atrás los mirábamos con displicencia, ahora nos pasan por encima captando millonarias inversiones que nosotros no podemos ni sabemos seducir. Para mal de males, las proyecciones son más que vergonzosas: mientras en el 2011 las inversiones crecieron un 54% en toda la región respecto al año 2010, la Argentina no sólo no creció ese 54% proporcional sino que decreció el 30%, en tanto que Brasil capturó un 154% y Colombia un 91% más que el año anterior. Eso sí, en el ránking que descollamos con maradoniano orgullo es en el de la inflación: tenemos el segundo puesto debajo de Venezuela.

¿Quién es el responsable formal que ha desaprovechado tamaño boom? Protocolarmente ha sido Amado Boudou, por cuya labor la jefa Cristina lo premió como candidato a Vicepresidente de la Nación. Pero no carguemos tintas ni todas las responsabilidades sobre el simpático Disc Jockey devenido en Ministro y Vice-Presidente, dado que por supuesto hay factores reales mucho más importantes y preexistentes a la aparición en escena de este personaje en la cartera ministerial en julio del 2009.

¿Cuál es la causa real de tan pobres guarismos entonces? No otra que la falta de previsibilidad jurídica, la ausencia de libertad económica, la nula independencia del Poder Judicial y la impunidad institucionalizada. Es decir: el mal funcionamiento de las instituciones.

No tener instituciones, o tener instituciones que funcionan mal (que es más o menos lo mismo), es un hobby peronista que sale carísimo moralmente pero que además nos empobrece económicamente. Ya que los argentinos somos tan apegados a la economía y tan desatentos al resto de las variables de la cosa pública, al menos por un interés crematístico deberíamos velar el buen funcionamiento de las mismas.

Nicolás Márquez
La Prensa Popular


COMENZÓ LA PERFORACIÓN PETROLERA EN EL MAR ISLEÑO

Repsol no invierte en Argentina pero sí en Cuba

El gobierno nacional cuestiona hoy el retiro de dividendos por parte de las petroleras -para empezar Repsol-YPF- y su falta de inversión en exploración y explotación. Fidel y Raúl Castro parecen, en cambio, tener más éxito en sus negociaciones con las multinacionales del petróleo.

INFORMADOR PÚBLICO

Repsol-YPF comienza perforación petrolera en mar de Cuba

La plataforma Scarabeo 9, que llegó a aguas cubanas hace dos semanas, empezó a perforar a unas 30 millas (50 kilómetros) al noroeste de La Habana la noche del martes, dijeron las fuentes.

Cuba ha dicho que podría tener 20.000 millones de barriles de petróleo en sus aguas del norte, que son parte del Golfo de México.

La Habana, América Economía.- La petrolera española Repsol-YPF comenzó la perforación del primer pozo en aguas profundas de Cuba, donde el país comunista dice tener ricas reservas que podrían ayudarle a impulsar su economía, dijeron a Reuters fuentes de la industria.

La plataforma Scarabeo 9, que llegó a aguas cubanas hace dos semanas, empezó a perforar a unas 30 millas (50 kilómetros) al noroeste de La Habana la noche del martes, dijeron las fuentes.

Un portavoz de Repsol dijo que la firma no haría comentarios sobre los detalles operacionales.

El equipo está operando en aguas ultraprofundas, a unos 5.600 pies (1.707 metros), en el estrecho de Florida que separa a Cuba de Estados Unidos.

Fuentes cercanas al proyecto dijeron que la perforación de tales pozos demora generalmente unos 60 días en completarse.

Repsol, que opera la plataforma en un consorcio con la noruega Statoil y ONGC Videsh, así como una unidad de la india Oil and Natural Gas Corp, sostiene que tomará varios meses para determinar los resultados de la exploración.

Este es el primer pozo de por lo menos tres que se perforarán en aguas cubanas con Scarabeo 9, que fue construida en China y es propiedad de Saipem, una unidad de la petrolera italiana ENI.

Cuba ha dicho que podría tener 20.000 millones de barriles de petróleo en sus aguas del norte, que son parte del Golfo de México, mientras que el Servicio Geológico de Estados Unidos estima que puede tener 5.000 millones de barriles, aunque su estudio no incluye toda la zona cubana del Golfo.

La isla, que está en medio de una serie de reformas para reactivar su modelo económico de estilo soviético, tiene la esperanza de que el petróleo pueda ayudarle a salir de sus dificultades financieras y obtener la independencia energética de su aliado socialista Venezuela.

La Habana recibe unos 115.000 barriles diarios de crudo de Venezuela.

Pero si se encuentra petróleo, los expertos sostienen que podría durar cinco o más años para comenzar la producción debido a que más perforaciones serán necesarias garantizando la infraestructura establecida.


Malvinas/Falklands: Un negocio que no termina de concretarse

Juan López y John Ward
Les tocó en suerte una época extraña.
El planeta había sido parcelado en distintos países, cada uno provisto
de lealtades, de queridas memorias, de un pasado sin duda heroico,
de derechos, de agravios, de una mitología peculiar, de próceres de bronce,
de aniversarios, de demagogos y de símbolos.
Esa división, cara a los cartógrafos, auspiciaba las guerras.
López había nacido en la ciudad junto al río inmóvil.
Ward, en las afueras de la ciudad por las que caminó Father Brown.
Había estudiado castellano para leer el Quijote.
El otro profesaba el amor a Conrad, que le había sido revelado
En un aula de la calle Viamonte.
Hubieran sido amigos, pero se vieron una sola vez cara a cara, en unas
Islas demasiado famosas, y cada uno de los dos fue Caín, y cada uno, Abel.
Los enterraron juntos. La nieve y la corrupción los conocen.
El hecho que refiero pasó en un tiempo que no podemos entender.
Jorge Luis Borges, 1989, Los Conjurados.


Por María Fra Amador para el Informador Público

Para “celebrar” los 25 años del conflicto en el Atlántico Sur, el Dr. Bernard McGuirk, profesor emérito de la Universidad de Nottingham, Centre for the Study of Post-Conflict Cultures (Centro de Estudios Culturales y Post Conflictos), se le ocurrió una idea genial: organizó un Coloquio Internacional para que los “Juan López y los John Word” que habían sobrevivido a la guerra se encontraran en un diálogo amistoso, e intercambiaran sus puntos de vista sobre dicho conflicto, y las posibilidades de llegar a una negociación pacífica. Participamos de ese encuentro por Argentina, el Capitán de Fragata Eduardo Villarraza, el fallecido y querido Almirante Carlos Hugo Robacio, el doctor Eduardo Gerding, la periodista Lucrecia Escudero Chauvel, el Capitán de Fragata Diego García Quiroga, la que suscribe (que ha investigado exhaustivamente el tema y ha entrevistado a actores de primera mano), entre otros. Por el lado inglés, participaron el Capitán Martin Reed, el Capitán Jeremy McTeague, el Comandante Angus Smith, el Mayor Mike Seear, entre otros. Participaron médicos psiquiatras de ambos países. 

Este fascinante encuentro entre civiles, académicos, periodistas, médicos especializados en traumas de guerra, y las Fuerzas Armadas de ambos países, es seguramente única e irrepetible. Se creó el Grupo que denominamos “Malvinas/Falkland Group” y que más que buenas intenciones, libros, ensayos publicados no hemos podido lograr mucho habiendo tanto material humano con capacidades técnicas de negociación y conocimiento del tema en cuestión.

Hoy, mirando la fotografía del año 2006 en Nottingham University en Inglaterra, el grupo integrado por ingleses y argentinos, que en su momento fuimos enemigos por un rato, hoy nos abrazamos y queremos la paz. Por la experiencia vivida sugiero tres ideas para comenzar una mesa seria de negociaciones para cerrar este conflicto que lleva 170 años. La primera es que Argentina debe aceptar que perdió una guerra en 1982, la de las Malvinas contra Inglaterra. Un ejemplo a tomar en cuenta es el de Alemania en la Segunda Guerra Mundial perdió la guerra y tuvo que aceptarlo. Pero fueron inteligentes y en la actualidad Alemania “Unida” ha tomado en sus riendas casi la “salvación” del euro y de la Eurozona en su conjunto.

Segundo, definir ¿qué es un kelper? Según el Sr. Alejandro BETTS, malvinense de la cuarta generación, veterano argentino del conflicto bélico de 1982 y ahora radicado en la provincia de Córdoba, define al “kelper” como: “Un kelper es un malvinense nativo de las islas; es un colono que representa la ocupación física británica de un espacio territorial que no corresponde a la Corona Británica. Hasta 1983, el malvinense nativo no tenía ningún documento de identidad nacional, ni como británico, ni como argentino. Éramos indocumentados y huérfanos de Patria.” ¡Interesante definición! Podríamos resumir como bien describe BETTS, que para los británicos, el kelper era un mal necesario para la ocupación física del lugar pero no merecía tener la ciudadanía británica. Por ello, los británicos residentes en el territorio los tildaban de “Kelper” para marcar claramente la división social/intelectual existente entre el funcionario, personal jerárquico, el personal militar británico en Malvinas y la mayoría de los administradores de los campos malvinenses, oriundos del Reino Unido. Hoy los isleños deberían estar agradecidos porque gracias a la guerra de 1982 ya no son tratados como “kelpers” luego de que Gran Bretaña ganara la guerra. Por un lado, si bien estos isleños son nativos con 3.000 habitantes. Por otro lado, las declaraciones realizadas por el Sr. Richard Swale, miembro de la Asamblea Legislativa del gobierno británico de Malvinas, a Télam el 20 de enero de 2012 dice, “los kelpers quieren la autodeterminación”, declarando además que “la clave del conflicto está en aceptar la “autodeterminación” de los habitantes de Malvinas.” No la comparto en absoluto esta declaración ni las Resoluciones de Naciones Unidas sobre el tema de la autodeterminación de los isleños. Más aún soy de la idea que debemos seguir la política diplomática, firme y constante sin grandes alaridos, al estilo de la época del Canciller Zavala Ortiz. Es decir, una constante negociación por vía diplomática con la intención de llegar a un acuerdo de un co-condominio entre las partes por 99 años. Porque es un error seguir hablando sobre eventos que sucedieron hace 170 años.

Tercero, la posición que propongo no significa volver a la guerra, significa que los británicos sigan gastando y empeñándose como en los ‘80 (Fire Focus I y II). Si les sale caro, ellos mismos con el tiempo convencerán a los isleños de que es lo más conveniente es llegar a un acuerdo negociado. Debe quedar claro que Argentina necesita una política internacional constante y coherente a través de los años y a larguísimo plazo utilizando expertos de envergadura en el tema de derecho internacional, específicamente, sobre el Derecho del Mar, y en temas de negociación internacional. Fijar pautas claras y una mesa de debate y discusión donde las partes tengan la expresa voluntad de resolver este conflicto. En el Siglo XXI no es posible continuar manejándose histriónicamente y utilizando la retórica de hace 170 años atrás. De lo que en realidad se trata es que Inglaterra reconozca la soberanía Argentina sobre el territorio de Malvinas e islas aledañas haciendo valer Argentina los derechos históricos (anteriores a los kelpers); sobre todo los geográficos. Por otro lado, Argentina debe hacer valer y negociar jurídicamente el segundo tema fundamental, que es el del Mar Epicontinental Argentino. Éste está ubicado sobre la plataforma submarina argentina, que es una de las más extensas del mundo. Se caracteriza porque se ensancha a medida que nos dirigimos hacia el sur, en forma inversa a lo que pasa con el continente, que se va estrechando.

Esta plataforma es una continuación morfológica, de la Patagonia extra andina. Es una meseta sumergida que desciende en forma de escalones. Se presentan también algunas depresiones tectónicas, como lo son los golfos de San Jorge, Nuevo, San José y San Matías. La extensión del Mar Argentino es de aproximadamente 1.000.000 km2, con una salinidad de un 35%; presenta un oleaje moderado; las mareas aumentan su amplitud hacia el sur, superando los diez metros en las costas de la provincia de Santa Cruz. Es decir, que lo que está en juego es también la Patagonia Argentina y sus recursos naturales, su biosfera rica en bio-diversidad, y un tema no menor, que es el de la estrategia geopolítica de los países del Norte que incluye la Antártida y que debiera ser parte de una estrategia conjunta de los países del Cono Sur. Pero lamentablemente, tanto MERCOSUR como UNASUR no existen, son puras formalidades burocráticas y gastos enormes de burócratas sin las capacidades técnicas que requiere este tema.

Argentina y sus errores diplomáticos a través de los siglos. Recordemos un hecho histórico de los tantos que desperdició la Argentina en llegar a un buen acuerdo con Gran Bretaña. Me refiero que frente a la presión que ponía sobre Gran Bretaña la Resolución 3160 de Naciones Unidas (ONU) en diciembre de 1973, logrando que en enero del ´74 el Comité de Defensa británico, considerando también los riegos de una acción económica y militar contra las islas, decidió discutir con el gobernador de las Islas Malvinas la posibilidad de un condominio con alternativa de una transferencia de soberanía. Sin embargo los isleños se negaron a participar en las conversaciones y el tema quedó estancado. En consecuencia el 11 de junio de 1974 el embajador británico en Buenos Aires reasumió conversaciones sobre el futuro de las Malvinas, explicando la iniciativa británica que “...el objeto principal del gobierno de Su Majestad al iniciar negociaciones sobre la base de un condominio sería el de solucionar la disputa sobre la soberanía aceptando la co-soberanía argentina sobre las Islas”. Agregando “que ello se concretaría a través de un tratado en el cual los isleños pudieran desarrollarse conforme a sus intereses”.

Esta propuesta fue la mejor oportunidad que tuvo la Argentina. Fracasó por dos causas: la muerte del presidente Perón que dejó la decisión a una presidenta débil, mal aconsejada, que exigía una solución de todo o nada y que hizo que no se considerara la propuesta, y la negativa de los isleños, no preparados al respecto, a participar de la misma. En agosto de 1974 el gobierno británico retiró su propuesta. Otro gran error cometido durante la Reforma Constitucional del 1994, palabras más, palabras menos, decir que “solo haríamos valer nuestros reclamos por vías pacíficas o diplomáticas; es poner a la Argentina en una posición de una claudicación y autolimitación al uso de medios militares. No nos olvidemos que los artífices de la Reforma Constitucional fueron los ex presidentes Menem y Alfonsín, y en buena medida Domingo Cavallo. “Como escribe Henry Kissinger en su libro “Diplomacy”: “La habilidad diplomática puede aumentar pero nunca sustituir al potencial militar, la debilidad ha tentado invariablemente a la agresión y la impotencia trae en su estela la abdicación de la política.” 


Antecedentes de Colombia y su negociación por la vía diplomática

Hay un caso emblemático en la Región y es la situación de Colombia en cuanto a la delimitación de áreas marinas y submarinas. Durante el Gobierno del Ex presidente Alfonso Michelsen (1974-1978), la Diplomacia colombiana se encaminó a consolidar la gran mayoría de los límites marítimos en el área del Caribe, en momentos en que no existía ninguna reclamación territorial marítima a Colombia, ni existían diferendos limítrofes por estas delimitaciones con excepción del caso Colombo-Venezolano, en el cual aún no se ha logrado un acuerdo con respecto a la delimitación de áreas marinas y submarinas en el Golfo.

Sin embargo, el proceso de negociación se ha desarrollado mediante la utilización de los medios diplomáticos ordinarios, es decir la negociación directa, en este caso a través de los Altos Comisionados de Colombia y Venezuela nombrados por los dos gobiernos para tales efectos, y en concordancia con el Acta de San Pedro Alejandrino de 1990, suscrita por los presidentes Virgilio Barco Vargas y Carlos Andrés Pérez.

Es importante tener en cuenta que la delimitación marítima entre Estados se diferencia sustancialmente de la delimitación de fronteras terrestres; esta última se sustenta en títulos históricos, accidentes geográficos tales como altas cumbres, divorcios de aguas, cursos de ríos, etc., que le dan una gran complejidad a todo el proceso de demarcación de la frontera. Por el contrario, la delimitación de áreas marinas y submarinas entre Estados es un hecho que reviste mayor carácter técnico y jurídico, en razón a que la delimitación se ajusta a un sinnúmero de criterios técnicos, y la frontera se sustenta en coordenadas geográficas precisas que no admiten conflictos de interpretación, en razón a que el limite marítimo se representa en una carta que contiene líneas exactas e intangibles que se sustentan en el texto mismo del tratado, sin consideraciones de orden geográfico o histórico. Un ejemplo de la delimitación de áreas marinas y submarinas lo constituye la forma como Colombia logró establecer dichos espacios con todos los países del Caribe, con los cuales comparte frontera ya sea por la proyección marítima de sus costas continentales, o por la presencia del Archipiélago de San Andrés.

Volviendo a Gran Bretaña, relata uno de los biógrafos de Sir Winston Leonard Spencer Churchill, Sebastian Haffner, que Churchill le respondió a un crítico que le reprochaba sus continuos cambios de posición de partido político y puntos de vista; “Quien quiera mejorar, tendrá que transformarse, y quien quiera llegar a ser perfecto, tendrá que transformarse muchas veces.” Y para comprender un poco más la cultura inglesa, gracias a que existió un Churchill, la historia universal tomo otro rumbo. Como escribe Haffner, “gracias a Churchill no fue Alemania, sino América y Rusia quienes se convirtieron en señores del mundo […].”

Los discursos nacionalistas de los argentinos y sus gobiernos han sido meros discursos floridos. Basta con recordar que en 1942, el famoso economista, Colin Clark, como bien señala Carlos Escudé, sostuvo que Argentina podría convertirse en el cuarto producto per cápita más alto del mundo. Pero en el año 1960 cuando este economista regresa al país se encuentre con un país encaminado, torpemente, a convertirse en miembro del Tercer Mundo. Me preguntó, ¿Qué necesidad tenía el gobierno de turno de embarcar a la Argentina en lo que se llamó la Tercera Posición? ¡Que alguien me responda y me explique! Todas las respuestas de economistas, politólogos y del mismo Carlos Escudé en su libro “La Declinación Argentina: 1942 1949” son coherentes con el error de los argentinos a través de los siglos: frustración real y palpable sin asumir responsabilidades ni conciencia de ello. Como escribí no hace mucho tiempo, “la coherencia en el error ha sido el “leit motiv” de hacer política en nuestro país, sin distinción de partido político o de los diversos modos militares de ejercer la misma. El primer error comienza por creernos un país rico. Rico en qué y por qué me pregunto,” como opinaría si aún viviera el economista Clark.

Recordemos también como bien describe Escudé, con datos estadísticos, que la prosperidad en argentina se había basado en una relación, que Escudé llama “casi simbiótica” con Gran Bretaña. Teníamos una asociación comercial envidiable y lucrativa dado su carácter complementario entre ambas economías y por la capacidad que entonces poseía el Imperio Británico. Cabe también recordar que en esa época, en cambio, con los Estados Unidos las relaciones comerciales entre ambos países eran malas por el carácter competitivo entre ambas economías y una historia diplomática conflictiva.

En la actualidad hablar de la declinación de la Argentina queda chico, estamos presenciando el fin de la Argentina. Desde la década del ´40 la Argentina se ha sometido a una constante, y perseverante coherencia a boicotearse económicamente y a la desestabilización política. Seguramente podemos decir que hubo factores internacionales exógenos que ayudaron y alimentaron esta “patología” de los argentinos de creernos el centro del mundo con una clase media culta y educada. Lo cierto es que no solamente perdimos las Malvinas en una guerra suicida, esta clase media culta y educada está en vías de desaparición, nos hemos aislado del mundo completamente, nos hemos convertido en una sociedad casi “pre industrial” llena de “cartoneros”, de niños sin educación, sin salud, de familias sin un techo... Hemos degradado la democracia en “autoritarismo dictatorial”. Todos y cada uno de nosotros somos cómplices. Y tampoco les interesamos al resto del mundo en lo que respecta la Argentina. Hoy figuran Colombia, Perú, Chile, Uruguay y hasta Paraguay entre los países donde se invierte en capital, recursos humanos, y tierra.

Lo último que me cabe decir, es agradecer a esos “patriotas” de 20 años de edad que lucharon en 1982 en condiciones deplorables y recordar a los caídos en combate, tanto argentinos como ingleses. A ellos les dedico este artículo por su heroísmo, porque creyeron.

Dra. María Fra Amador

mariafra@action-green.org


ESCÁNDALO EN LA EMISORA ESTATAL

Las denuncias por censura y persecución que desnudan los procedimientos en Radio Provincia

El director Roberto Zarlenga, en el centro de los cuestionamientos. Se acumulan las denuncias por aprietes y contratos espurios. El caso de María Falcó.

INFORMADOR PÚBLICO

La denuncia de la periodista María Falcó contra las autoridades de Radio Provincia por “censura” y “persecución ideológica” -de la que este portal se hizo eco en exclusiva- devela a su vez los diversos procedimientos de la emisora estatal en ese sentido, que los trabajadores vienen denunciando desde hace dos años.

Falcó, conductora del ciclo “El Andén”, que se emite todos los viernes a la medianoche, apuntó en su presentación judicial contra el director de la radio, Roberto Zarlenga, y el director artístico, Gogó Castañeda Alippi, por la “censura” que sufre su programa y la “persecución ideológica” a que la vienen sometiendo de un tiempo a esta parte.

La periodista presentó su denuncia ante los Ministerios de Trabajo de la Provincia y la Nación, el INADI y la Defensoría del Pueblo nacional. En la cartera laboral bonaerense, que conduce Oscar Cuartango, la denuncia tiene fecha de ingreso el 24 de octubre del año pasado; en su homónima nacional, el 17 de noviembre; en tanto que en el INADI y la Defensoría del Pueblo está fechada el 16 y 17 de noviembre respectivamente.

Según señaló ante NOVA la propia María Falcó, la “mayor apoyatura” la tuvo en el Ministerio de Trabajo de la Nación, que comanda Carlos Tomada. Allí se determinó “violencia de género, violencia laboral y persecución ideológica” Idéntica definición hizo el INADI: caratuló la denuncia como “violencia de género y discriminación laboral”.

La presentación judicial fue motivada por “las emisiones cortadas y/o censuradas de ‘El Andén’”. Falcó apuntó además que Zarlenga y Castañeda Alippi “realizaron durante este último año (no casual electoral) comentarios hacia mi persona en diferentes ámbitos gubernamentales, expresando y determinando que no se me escuche, ya que, debido a mi denuncia pública por abuso sexual, sufro de severos problemas psíquicos”.

Por eso, la periodista se adelantó y confirmó a este portal que ya se realizó una pericia psiquiátrica “con cinco de los peritos más importantes del país”. Según confirmó, los resultados son “inobjetables”.

En su denuncia, la conductora solicitó “de forma inmediata” la “intervención de las áreas competentes y de mis líneas telefónicas (celular y particular), para determinar todos los llamados recibidos del Sr. Roberto Zarlenga los días sábados a la 1 de la madrugada (al finalizar el programa) y los sábados desde las 22, en forma permanente y opresora, con duraciones hasta de más de dos horas”.

De acuerdo a lo que explicó, en esos llamados del director de la radio se vio "en varias oportunidades colocada en la situación de cortarle, ante lo que respondía con insistencias telefónicas a ambos teléfonos”. La mujer también dijo “poner a disposición” de la Justicia los correos electrónicos recibidos “con agravios de parte del Sr. Gogo Alippi”.

La causa, que ingresa a Tribunales la semana que viene, está a cargo del juez federal de Mendoza Carlos Lombardi. Según indicó Falcó, el Ministerio de Trabajo de la Nación le ofreció incluso “un equipo de acompañamiento interdisciplinario”.

En diálogo exclusivo con NOVA, la periodista señaló que “no casualmente sufrí censura con Ricardo Forster, Néstor Kirchner y Cristina Fernández”. La periodista, que tiene un contrato de exclusividad con la radio que vence en julio, denunció además que “soy una de las más antiguas del personal contratado y ni siquiera se me efectivizó en la emisora. Para ser exclusiva, cobro un sueldo irrisorio”, dijo.

“El año pasado pasaron a planta transitoria aproximadamente a 19 trabajadores, entre los que no estuve incluida pese a mi reclamo y a que se me dijo que sí, y eso que mi contrato no es político”, enfatizó.

“Me anclaron por seis años con un contrato de exclusividad, y mi etapa profesional en el último tiempo se vio imposibilitada de crecimiento alguno por este impedimento de las autoridades”, añadió.

Falcó explicó además que los llamados telefónicos de Zarlenga eran como “un acoso tácito, que empezó a tener un vestigio de alineamiento”. La periodista también acusa al director de la radio por “copiar íntegro” el proyecto de “El Andén” y su red de radios.

El envío tiene, hoy, diez mil usuarios de Facebook y una agenda de 60 mil contactos en todo el país. Falcó destacó que “fue el primer programa de violencia de género en Latinoamérica. Cristina Fernández dio por primera vez en su vida una declaración sobre violencia de género para ‘El Andén’, y en la radio lo invisibilizaron”. “Es el programa más premiado de Radio Provincia, con 18 premios, pero se lo sacó hasta del institucional de la emisora”, repudió.

La letra chica

María Falcó señaló que “hace un año que se dejaron de subir las notas de ‘El Andén’ a la página de la radio, nunca se nos dio explicación alguna, siempre se respondió con evasivas o adjudicando el olvido a trabajadores del área. ¿No se supone que la decisión es del director, que debería corregir la situación frente al reclamo?”

La conductora hizo referencia a un acto de censura con una entrevista radial al sociólogo Ricardo Forster. “Luego de dos hechos de censura dieron directivas urgentes de subir la nota con Forster y el homenaje a Néstor Kirchner, pero extrañamente dejaron en el audio parte de mis dichos y, al estar cortado, es confuso”.

“Hace un año, abajo, al pie de la página web de la radio, figuraba ‘El Anden, conducción María Falcó’ -recordó la periodista-. Ahora sólo figura ‘El Anden’, pero con anterioridad dice ‘En diálogo con Radio Provincia’”.

El pasado

En una larga lista de “promesas incumplidas y obligaciones fuera de su función”, que distribuyó entre colegas el año pasado, María Falcó apuntó a Zarlenga por el “robo sistemático de pautas publicitarias que me pertenecían y yo había acordado en áreas de gobierno”.

También denunció el “robo gigantesco de la implementación de comunicación permanente con audios y gacetillas a todos los municipios de la Provincia, armando una tarea comunicativa en red que fue un proyecto mío”.

“Cualquiera que conoce ‘El Andén’, no como programa radial sino como proyecto integral, sabe bien que eso siempre se hizo en otras áreas desde ‘El Andén’ -explicó-. Alguna vez le expresé este proyecto a Zarlenga, cuando recién asumía en la radio, y lo terminó haciendo por su cuenta”.

El director

El caso de María Falcó despertó otras voces críticas con la gestión de Zarlenga en Radio Provincia. “La radio es un lugar lleno de aprietes, contratos sucios y censura”, indicaron fuentes que pidieron el anonimato. Esas voces revelaron que la censura alcanza, incluso, al propio oficialismo. Según indicaron, Zarlenga “prohíbe” a menudo poner al aire al vicegobernador Gabriel Mariotto. “Cada vez que hay un chispazo con Scioli, da la orden de que no se lo puede sacar”, dicen.

También hay cuestionamientos por la presencia de supuestos “ñoquis” en la radio. Fuentes de la propia emisora revelaron una lista de nombres y salarios, que a continuación se reproducen:

Faide, Alejandra Virginia ($4000)

Grea, Enrique Alberto ($3000)

Luchi, Mónica Adriana ($1500)

Majolo, Luciano Andrés ($3800)

Ojea, Marcial ($4000)

Papania, Francisco Rodolfo ($2400)

Sanso, Laura Mabel ($4000)

Sydorowicz, Ariel Fran ($3500)

De acuerdo a estas denuncias, todos serían “amigos” de las autoridades de la radio. Alejandra Faide percibe un sueldo de 4 mil pesos como columnista de salud, pese a que dicen que "nunca fue”. Llamativamente, en la red social Facebook aparece como “amiga” de Gogó Alippi; de su hijo, Nicolás Castañeda, y de Carolina Zarlenga, hija del director.

Zarlenga, por su parte, cuanta entre sus “amigos” de Facebook a Laura Sansó, otra integrante de la supuesta lista de “ñoquis” de la emisora. Otra de las mencionadas en la nómina, Marcial Grea, percibe un sueldo de 4 mil pesos como columnista musical, aunque tampoco “fue nunca”.

Fuentes políticas deslizaron además que, como sabe de la apremiante situación en la emisora por las denuncias que van en aumento, Roberto Zarlenga “se está reuniendo con intendentes para pedir banca, y ofrece a cambio espacios en la radio”.

El caso de la antena

A comienzos de 2011, los trabajadores de Radio Provincia pidieron una “urgente investigación parlamentaria” sobre la inversión del nuevo equipo transmisor de la AM 1270, ya que “siendo uno de los más importantes de Sudamérica, resulta llamativo que la radio tenga ahora menos potencia y alcance que antes”.

A través de un comunicado, los trabajadores solicitaron “investigar por qué el jefe técnico, Eduardo Arturi, se negó sistemáticamente a firmar el final de instalación y aprobarlo, aunque luego, contra su negativa, se terminó aprobando el funcionamiento, que ningún ingeniero responsable se atrevería a aprobar”.

Además, invocaron a que “se investigue qué hicieron los directores con el dinero destinado al plan de relevamiento de la frecuencia para asegurar la cobertura correspondiente a la potencia, ya que con la inversión realizada resulta más que extraño que la emisora tenga menos nivel de alcance que antes.

También repudiaron en el comunicado los actos de censura “indirecta y hasta directa, como cortes enteros de programas” y reclamaron que “se investigue cómo se realizan contrataciones inexistentes y quién se queda con esa asignación”, además de “los programas ‘quioscos’, que se hacen pidiendo dinero a instituciones”.

Por otro lado, apuntaron a las denuncias sobre “acoso, censura y persecución política” -el caso de María Falcó es uno de ellos- y se preguntaron “cómo y por qué sostienen a una dirección sin antecedentes básicos en la comunicación que  produce un vaciamiento de personal, de contenidos y se rodea de ineptos y corruptos”.

Ante este panorama, fuentes políticas consultadas por NOVA analizaron que “evidentemente Zarlenga tiene banca del sciolismo”, y apuntaron al secretario de Comunicación Pública de la Provincia, Juan Courel. “Si no, no podría obrar así”, concluyeron. (Agencia NOVA)


Irán tardaría un año en producir cuatro bombas nucleares según inteligencia israelí

INFORMADOR PÚBLICO

Tel Aviv, 2 de febrero, RIA Novosti.- Irán tardaría un año en producir cuatro bombas nucleares, si su líder supremo, ayatolá Ali Jamenei, ordenara iniciar el enriquecimiento de uranio a niveles militares, declaró hoy el general mayor Aviv Kochavi, jefe de inteligencia militar de Israel.

Los iraníes dicen que su programa nuclear persigue  fines civiles pero no es así, manifestó Kochavi al intervenir este jueves en la Conferencia de Herzliya. “Irán tienen más de cuatro toneladas de materiales enriquecidos y casi cien kilos de uranio enriquecido al 20%, lo cual es suficiente para cuatro bombas”, declaró el general, citado por el portal Ynetnews.

Kochavi hizo hincapié en que las sanciones internacionales reducirían en grado considerable el riesgo de que Irán produzca armas de extermino en masa.

También afirmó que la Fuerza Quds, élite de la Guardia Revolucionaria iraní, sigue planeando atentados contra judíos fuera y dentro de Israel. El pasado mes, los cuerpos de seguridad abortaron atentados contra las embajadas de Israel en Azerbaiyán y Tailandia, dijo.

radioMercosur